martes, 19 de enero de 2021

Sobre el blog: Made in Pangea.

Hace 300 millones de años todos los continentes actuales estaban unidos formando un megacontinente llamado Pangea. El concepto principal del blog "Made in Pangea" es acercar al gran público la paleontología de un modo sencillo, alejado de los tecnicismos, pero con datos científicos y actualizados.

Pangea.

En el blog no nos limitamos únicamente a los animales prehistóricos y dedicamos un amplio espacio a la arqueología, la evolución humana y otros temas similares.

Para ofrecer el mejor servicio varias categorias dividen los temas:

- Pagina principal: Contiene la presentación del blog y todos los temas existentes.
- Curioso: En esta sección se agrupan temas curiosos sin una categoría específica.
- Megacriaturas: Los más grandes, los más aterradores tienen su lugar en esta pestaña.
- Enigmas sin misterio: El mundo del misterio en ocasiones se acerca a la paleontología, en esta sección derribamos muchos de esos misterios con datos científicos.
- Paleoturismo: Conoce los museos y los lugares con interés paleontológico.
- Historia o biografía: Historias de la paleontología y biografías de grandes personajes de esta ciencia.

Mi nombre es Germán Zanza López, mi interés por la paleontología me acompaña desde los 9 años, cuando recogí los primeros fósiles. Aunque la verdadera pasión llegó pocos años después.

He realizado charlas sobre paleoicnología en los yacimientos principales de Enciso y Cornago (La Rioja), he aparecido en programas locales y en Cuarto Milenio, y soy miembro del Instituto Alavés de la Naturaleza activo en la sección de paleontología.

Ahora combino de la mejor manera posible mis labores profesionales con esta gran aficción. Actualmente colaboro con el programa de radio "El prisma de la razón" de Miranda FM y Radio Espinosa Merindades, dando a conocer pedacitos de nuestra historia remota.


http://www.ivoox.com/podcast-prisma-razon_sq_f1370629_1.html


lunes, 9 de octubre de 2017

Mario Laurino. Una historia escrita con huesos.

En Octubre de 2014 el área de Paleontología del Instituto Alavés de la Naturaleza (I.A.N) quedó huérfana. Mario Laurino, dedicó su vida a rescatar cientos de huesos  fósiles hasta formar una osteoteca que incluye restos de osos de las cavernas, bisontes, jaguares europeos, ciervos gigantes y otros muchos animales que poblaron Álava durante el Cuaternario. Fue mi mentor y quien me abrió las puertas del I.A.N. sin recelos. Aprovecho para darte las gracias maestro, allí donde estés, por esas tardes de verano rodeado de huesos.

El espeleólogo Mario Laurino.
Mario vivía en un mundo poblado por criaturas increíbles dueñas del pasado, un mundo difícil de comprender para el urbanita anclado en el presente por lo diferente que era aquel mundo del nuestro. Pero Mario siempre tuvo tiempo para responder las preguntas y acercar la prehistoria al curioso ávido de respuestas, pues su hábitat eran las cuevas, y allí en soledad, en el interior de la caverna, buscaba pedacitos de historia con la luz del carburo como compañera.

La cueva tiene magia, su evocadora oscuridad te traslada miles de años atrás y es fácil imaginar a los osos de las cavernas rascando con sus uñas en el barro húmedo de las paredes, donde su marca aún está presente. Mario paseó por esas cuevas y probablemente imaginó también al gran oso, a la hiena y al león de las cavernas. Por desgracia esas criaturas desaparecieron, al igual que Mario, pero nos queda su legado. Nos queda un tesoro que no es de oro, es un inmenso libro con páginas de hueso y diente, un libro que nos cuenta la apasionante historia de nuestra tierra hace miles de años. Una historia que solo los hermanos del oso, de la hiena, del bisonte y del uro,  solo los que son como Mario, son capaces de leer.

El deseo de Mario era que la osteoteca ocupara el lugar que merecía y fuera accesible a los expertos. Hoy podemos decir por fin que su deseo se ha logrado, no sin esfuerzo en 2017 la osteoteca se ha trasladado a un área del Museo de Arqueología de Vitoria donde estamos seguros que estará custodiada como se merece. 

Autor: Germán Zanza López.
Fotografías: Instituto Alavés de la Naturaleza.


http://www.ian-ani.org/index.php?option=com_content&view=frontpage&Itemid=118&lang=es

Museo Geominero de Madrid.

Durante estos 25 años en los que he viajado y disfrutado de la paleontología, visitando yacimientos y museos, no me he encontrado con un edificio tan bello como el que acoge al Museo Geominero de Madrid.

No sé si es por la vidriera del techo de su sala principal,  o por sus  vitrinas envejecidas por el paso de los años. Quizá simplemente la magia resida en su conjunto, en observar los fósiles y los minerales que pueblan su excelente colección, clasificados en esas vitrinas que en sí mismas son objetos de coleccionista y que adquieren una luz inigualable si el astro sol tiene a bien regalarnos su luz.

Sin embargo, el interés no reside únicamente en la estética del edificio sino en el contenido de la magnífica colección que posee el museo. Es muy difícil resumir su contenido o destacar piezas en concreto, por eso diré que la colección paleontológica hace un repaso cronológico por la historia de la tierra mostrando diferentes fósiles de toda la geografía nacional, incluyendo piezas de nivel internacional.

Hay que dejar claro que para los amantes de los fósiles de invertebrados el Museo Geominero es el paraíso, ya que la colección en su mayoría se compone de este tipo de piezas. Sin embargo algunas piezas de vertebrados son muy destacables por su calidad.

La sala principal es presidida por un esqueleto incompleto de Anancus arvernensis, un mastodonte que tenía unos colmillos de hasta 4 metros de longitud. El especimen se conserva en la forma en que se encontró en el yacimiento de Las Higueruelas, Ciudad Real. 
Fto. mandíbula infantil neandertal.
También sumamente interesantes son los restos de la Cueva de los Torrejones, en Guadalajara que aportan restos faunísticos del Pleistoceno: Leopardos europeos, tortugas terrestres, caballos prehistoricos, grandes bóvidos, cérvidos... etc. También quedó preservada la actividad del hombre prehistórico, del que nos han quedado sus herramientas de piedra y excepcionalmente algunos huesos y dientes. Sabemos que el Homo sapiens neandertalensis (hombre de neandertal) vivió o permaneció durante un tiempo en esta cueva.

Todo curioso y amante de la paleontología debería visitar este museo alguna vez, ya que además de ser interesante y disponer de una estética bella, es además gratuito.

NO TE PUEDES PERDER:
- Esqueleto incompleto de Anancus arvernensis (mastodonte).
- Huesos y dientes de Neandertal.
- Esqueleto completo de Ursus spelaeus (oso de las cavernas).

Ubicación:
c/ Ríos Rosas, 23. 28003-Madrid.
Teléfono +34 913 495 700
Página web oficial: http://www.igme.es/museo/

Autor: Germán Zanza López.
Fotografías: Germán Zanza López.


https://www.jurassic-dreams.com/
 

sábado, 2 de septiembre de 2017

Los dinosaurios mejor conservados.



https://blogmadeinpangea.blogspot.com.es/2017/08/los-dinosaurios-mejor-conservados.html


https://blogmadeinpangea.blogspot.com.es/2017/09/los-dinosaurios-mejor-conservados.html


https://blogmadeinpangea.blogspot.com.es/2017/09/los-dinosaurios-mejor-conservados_2.html


https://blogmadeinpangea.blogspot.com.es/2017/09/los-dinosaurios-mejor-conservados_15.html


https://blogmadeinpangea.blogspot.com.es/2017/08/borealopelta-una-fosilizacion-unica.html

Los dinosaurios mejor conservados: Scolosaurus.

Canadá es tierra de dinosaurios y además el ambiente que se dio durante el Cretácico ha favorecido que en no pocos casos, su estado de conservación sea asombroso. Es cuerpo momificado del Scolosaurus cutleri, fue la antesala de lo que estaba por llegar en 2017 con Borealopelta. 
Arriba, detalle de la armadura. Abajo, esqueleto.

El esqueleto se descubrió en 1914, en Alberta Canadá. Durante décadas se atribuyó a la especie Euoplocephalus, pero a partir de 2013 se clasificó como Scolosaurus, aunque las diferencias son sutiles y podrían deberse a dimorfismos entre machos y hembras.

Gracias a este espécimen se revelaron muchos detalles anatómicos de la armadura que recubría a los anquilosaurios. Hasta entonces se habían descubierto algunas piezas de dicha armadura, lo que evidenciaba su presencia, pero sin saber con detalle como se componía y distribuía sobre el cuerpo.

El Scolosaurus medía aproximadamente 6 metros de longitud y pesaba 2,5 toneladas, un dinosaurio blindado voluminoso, de patas cortas y robustas perfectas para mantener su vientre


Scolosaurus era un dinosaurio robusto y con buenas defensas, medía 6 metros de longitud y pesaba alrededor de 2,5 toneladas. Las patas cortas y robustas mantenían su vientre, la parte más vulnerable, cerca del suelo. En el extremo de su cola se cree que poseía una maza robusta, aunque no se ha conservado en este ejemplar otros anquilosaurios la poseen, por lo que se le suele representar con ella.

Confiemos en que Canadá y sus excelentes sedimentos continúen proveyendo a los paleontólogos de especímenes tan extraordinarios y se obtengan así respuestas de ese misterioso pasado Cretácico. Pincha aquí para conocer más casos sorprendentes.


Autor: Germán Zanza López.
Ilustraciones:  www.vignette2.wikia.nocookie.net
Fotografías: www.yooniqimages.com
Fuentes:
- Penkalski, P.; Blows, W.T. (2013). "Scolosaurus cutleri (Ornithischia: Ankylosauria) from the Upper Cretaceous Dinosaur Park Formation of Alberta, Canada". Canadian Journal of Earth Sciences: 130110052638009
- Coombs W. (1971) The Ankylosauridae. Ph.D. thesis, Columbia University, New York, NY, 487 p.


https://www.jurassic-dreams.com/

Los dinosaurios mejor conservados: Sinosauropteryx.

En este pequeño recorrido por los dinosaurios mejor conservados no podía faltar un dinosaurio Chino. La gran cantidad de dinosaurios con plumas perfectamente conservadas que ha aportado este país a la paleontología, ha cambiado el concepto que hasta ahora se tenía de los dinosaurios carnívoros. 


Sinosauropteryx es uno de esos pequeños dinosaurios emplumados que nace de los excelentes sedimentos chinos, pero no solo ha quedado impregnada en la roca la marca de su plumaje, otros interesantes detalles hacen imprescindible que hablemos de él.

Detalle del plumaje primitivo.
De nuevo un lago con una tasa baja de oxígeno tuvo que ser el aliado para una fosilización así, de otra manera, no se hubieran conservado los órganos internos. Si nos fijamos en el vientre del dinosaurio apreciamos un área oscura de tonos marrones que pasa por debajo de las piernas y se extiende hasta la zona que ocuparía la cloaca. Se trata de los órganos internos del dinosaurio, que por desgracia solo se pueden intuir.

Otro detalle muy interesante es el punto marrón oscuro que ocupa toda la cuenca ocular. Es la clara marca que dejó el ojo al fosilizarse el dinosaurio. Son pocos los casos en los que han quedado este tipo de detalles en un fósil.

Sinosauropteryx vivió durante el Cretácico hace 120 millones de años. Sabemos que se alimentaba de pequeños mamíferos y reptiles, ya que otros ejemplares muy bien fosilizados presentan en su vientre restos fosilizados de estos animales. Así que pese a su tamaño eran veloces cazadores.

Para finalizar daremos un último detalle. Este ejemplar de Sinosauropteryx apareció cuando un agricultor aficionado a los fósiles partía por la mitad láminas de sedimento. Al separar ambas partes vio el dinosaurio por duplicado, es decir, cada una de las partes separadas poseía una copia del animal. Los fósiles fueron vendidos a dos museos: Museo Geológico Nacional de Pekín y el Instituto de Geología y Paleontología de Nankín. Pincha aquí para conocer más casos sorprendentes.


Autor: Germán Zanza López.
Ilustraciones:  Julius T. Csotonyi, www.csotonyi.com
Fotografías: www.topbirdingtours.com, www.pigeonchess.com
Fuentes:
- Nature News: Fossil feathers reveal dinosaurs' true colours.
- Currie, P.J. and Chen, P. j. (2001). "Anatomy of sinosauropteryx prima from Liaoning, northeastern China." Canadian Journal of Earth Sciences, 38 (1): 705-727.
- Chen, P., Dong, Z. y Zhen, S. (1998). "An exceptionally well-preserved theropod dinosaur from the Yixian Formation of China". Nature.


 https://www.jurassic-dreams.com/

Los dinosaurios mejor conservados: Scipionyx.

Que mejor nombre para un dinosaurio italiano que Scipionyx. Su polivalente nombre hace referencia al Geólogo Scipione Breislak, que describió el lugar donde se encontró el fósil y a Escipión, que derrotó a Aníbal Barca en la Segunda Guerra Púnica. Unido al término onyx del griego, que significa Garra. 

En tonos marrones se pueden distinguir los diferentes órganos internos.

Su descubridor fue un aficionado a los fósiles que lo encontró en 1981 durante una de sus excursiones. Mantuvo el ejemplar en su colección hasta 1992, momento en el que dos paleontólogos visitaron su colección y quedaron asombrados ante el pequeño dinosaurio.
Italia no es una tierra propicia para la búsqueda de dinosaurios, son muy pocas las especies descritas y de hecho, Scipionyx, fue el primer dinosaurio descrito de Italia. 

Detalle de los órganos internos.
El ejemplar es un individuo inmaduro con un estado de conservación excepcional. Debió de vivir en un ambiente de lagos con una tasa de oxígeno muy baja que ayudó a la conservación de tejidos blandos y muy delicados. ¿Pero qué es lo que podemos ver en el fósil?

Posee impresiones fósiles de algunos órganos internos: Parte de la tráquea, hígado, intestinos, y músculos que fueron preservados en el limo del fondo del lago. El hígado está tan bien preservado que retiene la forma y el color original. Este tipo de datos sobre la anatomía interna de los dinosaurios solo pueden suponerse y gracias a fósiles como el de Scipionyx, se obtienen respuestas. Como curiosidad, el intestino era más corto de lo esperado, lo que indica que pudo poseer un proceso digestivo muy eficiente. Este detalle favorece que fuera carnívoro, un depredador de pequeños reptiles e insectos.

Como no podía ser de otra manera, en 1998 fue portada de Nature. Y es que Scipionyx es considerado uno de los mejores fósiles de vertebrados descubierto. Pincha aquí para conocer más casos sorprendentes.


Autor: Germán Zanza López.
Ilustraciones: www.devianart.net
Fotografías: www.es.dreamstime.com, www.researchgate.net
Fuentes: 
- Poling, Jeff (1998). "Skippy the dinosaur". Journal of Dinosaur Paleontology.

- Dal Sasso, C. and Signore, M. (1998). "Excepcional soft tissue preservation in a theropod dinosaur from Italy." Nature.


 https://www.jurassic-dreams.com/