miércoles, 12 de noviembre de 2014

El misterio de una cabeza. El Brontosaurio.

El modo de hacer paleontología a medidados del siglo XIX poco tenía que ver con como se hace hoy en día. Los fósiles eran productos, se trataba de conseguir los mejores huesos, montar esqueletos rápidamente y ser los primeros en exhibir los dinosaurios más espectaculares. Esa competitividad dio lugar a la conocida "Guerra de los huesos" entre dos paleontólogos norteamericanos: Cope y Marsh.

El brontosaurio es uno de los dinosaurios más conocidos por todos, su largo cuello, su cuerpo en forma de tonel y una cola larga son sus características principales. Además fue el primer dinosaurio de cuello largo (saurópodo) en ser descubierto.

Reconstrucción del Brontosaurio siglo XIX

Marsh era el paleontólogo encargado de la excavación del Brontosaurio, los huesos iban surgiendo y parecía estar casi completo, pero una vez finalizada la excavación confirmaron que faltaba una pieza fundamental, la cabeza.
Marsh entonces tuvo que decidir que hacer, si exponer el Brontosaurio sin cabeza, o arriesgar su reputación y poner la cabeza de otro gran dinosaurio (Camarasaurio) que había encontrado un tiempo antes en otra zona. Finalmente decidió poner la cabeza del Camarasaurio en el cuerpo del Brontosaurio.

Esqueleto de Brontosaurio con cabeza de Camarasaurio

Pasaron unos años y un sorprendente descubrimiento llegó a oidos de Marsh. Un nuevo esqueleto de Brontosaurio se había descubierto y esta vez sí había cabeza. Pero ésta era más pequeña y parecía rídicula comparada con la del Camarasaurio que él había asignado al primer esqueleto. Decidieron guardar el pequeño y ridículo cráneo de Brontosaurio y sustituirlo también por el de Camarasaurio. Marsh no podía permitirse rectificar y ser atacado por Cope (su competidor) y el error se mantuvo conscientemente.


Cráneo Brontosaurio izq. y cráneo de Camarasaurio dch.

El cuerpo del Brontosaurio y del Camarasaurio nada tienen que ver, aunque ambos son dinosaurios de cuello largo pertenecen a grupos diferentes y en 1975 un paleontólogo del museo se dió cuenta del error. Revisando las notas originales de la excavación leyó que se había descubierto el cráneo del Brontosaurio pero que que había guardado en los almacenes del museo. Curiosamente el cráneo seguía allí  y se corrigió el error. Abajo comparación de Brontosaurio izquierda y Camarasaurio derecha.



Llegados a este punto había un problema ya que el conocido como "Brontosaurio" era en realidad la mezcla de dos dinosaurios: cuerpo de "brontosaurio" y cabeza de "camarasaurio". Y se decidió rebautizar al Brontosaurio como Apatosaurio, nombre con el que hoy en día se le conoce. No sabemos cuantos errores más pudieron surgir de aquellos tiempos, y cuantos estaremos cometiendo hoy en día pero la ciencia se adapta y esperemos que poco a poco conozcamos el pasado remoto de nuestro planeta.

Imagen actualizada del Apatosaurus antiguo "Brontosaurio"

Un saludo, y prometo hablar con detalle de aquella "Guerra de los huesos" entre Marsh y Cope. Espero que os haya gustado el tema.


Autor: Germán Zanza López.
Ilustraciones: Raúl Martín.
Fotografías: www.alexiustoday.org.
Fuentes:
- Bakker, R.T. (1998). "Dinosaur mid-life crisis: the Jurassic-Cretaceous transition in Wyoming and Colorado". In: S.G. Lucas, J.I. Kirkland, & J.W. Estep (eds.) Lower and Middle Cretaceous Terrestrial Ecosystems; New Mexico Museum of Natural History and Science Bulletin, 14: 67–77.
- Gould, S.J. (1991). Bully for Brontosaurus: Reflections in Natural History, W. W. Norton & Co., 540pp.
Fasovsky, D. E.; Weishampel, D. B. (2009). Dinosaurs: A Concise Natural History (en inglés). Cambridge: Cambridge University 
- urner, C.E. and Peterson, F., (1999). "Biostratigraphy of dinosaurs in the Upper Jurassic Morrison Formation of the Western Interior, U.S.A." Pp. 77–114 in Gillette, D.D. (ed.),Vertebrate Paleontology in Utah. Utah Geological Survey Miscellaneous Publication 99-1.
- Trujillo, K.C.; Chamberlain, K.R.; Strickland, A. (2006). «Oxfordian U/Pb ages from SHRIMP analysis for the Upper Jurassic Morrison Formation of southeastern Wyoming with implications for biostratigraphic correlations». Geological Society of America Abstracts with Programs 38 (6): 7.
- Serie Documental Paleomundo.

2 comentarios:

  1. Curiosa historia la del cambio de cabezas....esperamos leer ese artículo sobre " la guerra de los huesos"....que seguro nos sorprende...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Juan J. jejeje me alegra ver tu comentario por aquí. Un abrazo!!! jeje

    ResponderEliminar