lunes, 7 de diciembre de 2015

Roy Chapman Andrews: El Desierto de los Dinosaurios.

La forma en que se investiga y se ejerce la paleontología ha cambiado mucho desde sus orígenes. La tecnología y los conocimientos de los que disponemos hoy en día hacen que lleguemos a lugares recónditos y que analicemos los fósiles de una manera más sencilla. 

Algunos de los vehículos de la expedición de 1920.

No tuvieron esa suerte los aventureros que se adentraron en el desierto del Gobi en 1920. Roy Chapman Andrews, arqueólogo y naturalista del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, dirigió una de las expediciones más complejas de la historia realizadas en Asia. Su objetivo recoger información antropológica de los pueblos que visitara a su paso y encontrar fósiles de humanos primitivos que ayudaran a completar el puzzle de la evolución humana.
 
Roy Chapman Andrews.
Por aquel entonces se pensaba que quizás Asia podía aportar las pruebas que faltaban sobre el popular "eslabón perdido". Sin embargo su avance por el Desierto del Gobi le llevó mucho más atrás en el tiempo. No podía imaginar lo que aquel desierto tenía guardado en sus entrañas.

En 1920 se suponía que los dinosaurios se reproducían por huevos como los reptiles, pero no había ningún fósil que probara dicha suposición. Y eso mismo es lo que el Dr. Chapman Andrews y su equipo encontraron en las arenas del Gobi, varios nidos con sus correspondientes huevos fueron descubiertos y trasladados al Museo.

Dr. Chapman junto a un nido de dinosaurio.
Pero además cerca de esos nidos había huesos de dos tipos de dinosaurios. El Protoceratops (primera cara con cuernos), de la familia del Triceratops, era cuadrúpedo,  herbívoro y tenía un pico parecido a los loros. El otro dinosaurio era el Oviraptor (ladrón de huevos), era bípedo y al estar cerca de los nidos se pensó que se alimentaba de huevos y que había muerto al intentar robar huevos de un nido; de ahí su nombre. Aunque de la mala fama del Oviraptor hablaré en otro momento.
 
Dibujo de la época de Protoceratops atacando a Oviraptor.

Chapman y sus hombres descubrieron muchos otros fósiles, tanto de dinosaurios como de otras criaturas prehistóricas, pero lo más importante es que traspasaron las fronteras del descubrimiento. Hicieron lo que parecía imposible y pusieron en el mapa de la paleontología al Desierto del Gobi como uno de los lugares con los fósiles mejor preservados del Mundo.

El Gobi no ha dejado de sorprender con sus fósiles desde entonces. En este blog hemos dedicado más de un post a ese lugar y volveremos sin duda a contar historias del "Desierto de los Dinosaurios".

Para los más curiosos video realizado durante la expedición de Roy Chapman Andrews:




Autor: Germán Zanza López.
Ilustraciones: www.art.com
Fotografías: Museo Americano de Historia Natural de Nueva York.
Fuentes: 
- Periodico ABC.
- Todo sobre los dinosaurios "Triceratops" autor William Lindsay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario