viernes, 19 de diciembre de 2014

Atapuerca 3: Clima, plantas y animalicos.

Durante el Pleistoceno el clima tuvo oscilaciones e inestabilidad desde climas templados-calidos a climas más fríos. Esas oscilaciones de temperatura y humedad obviamente influyeron en el tipo de flora y fauna.
Hoy en día podemos conocer los climas del pasado gracias al análisis del polen sedimentado en el pasado en los distintos niveles arquelógicos. Eso junto a los restos fósiles de los animales nos ayuda a tener una idea fiel de los ecosistemas de Atapuerca durante el Pleistoceno.



Atapuerca hace 800.000 años.

El análisis palinológico (estudio de polen antiguo) ha identificado un paisaje similar al de una estepa que contaba con extensas praderas, árboles como encinas, olivos silvestres y robles, en un clima que era frío y seco. 


Megalóceros.
Marmotas, armiños y codornices son los animales más pequeños encontrados, por su parte manadas de caballos primitivos, bueyes almizcleros y bisontes cubrian las extensas estepas. También había enormes ciervos llamados megalóceros que pudieron ser presa de los grandes carnívoros del momento: "panteras", zorros, lobos, osos y el temido y megadepredador tigre de dientes de sable.



Atapuerca hace 600.000 años.

En esta época el clima es más húmedo y templado, propio de una fase interglacial. La variedad de especies incrementa con el clima favorable en un ambiente boscoso de pinos, castaños, sauces, arces, brezos, arces. Se puede observar una mezcla de fauna europea y africana. Conviven hienas, lobos, jabalíes, bisontes, ciervos, gamos con leones, hipopótamos, rinocerontes y elefantes por ejemplo.


Los osos toman un espacio especial en la sima de los huesos, la especie más representativa es Ursus deningeri uno de los osos de las cavernas que vivieron durante el Pleistoceno. Este tipo de oso dejó las marcas de sus garras en la Cueva Mayor y sus huesos abundan en la Sima de los huesos.


Ursus deningeri.
Como vemos y por hacer un resumen, sorprende la presencia de animales que hoy en día son típicos de África. Combinado con animales de la fauna presente de Europa. Algunos de esos animales diferían morfológicamente de los de hoy en día, patas más largas como el caso de los bisontes o dientes más largos como el diente de sable homotherium. En cualquier caso la fauna era muy abundante, los fósiles recogidos así lo evidencian y eso ayudó a que los grupos de homínidos prosperaran.

Esos dos espacios de tiempo son los más conocidos y los que ofrecen un representativo contraste de la climatología de Atapueca y el Norte Peninsular durante el Pleistoceno.

Hipopótamos primitivos y tigres dientes de sable.

ENLACE DE LA PRIMERA PARTE: http://paleomundogzl.blogspot.com.es/2014/12/atapuerca-1-el-por-que-de-su-importancia.html

ENLACE DE LA SEGUNDA PARTE: http://paleomundogzl.blogspot.com.es/2014/12/atapuerca-2-lo-que-esconden-los-huesos.html

Autor: Germán Zanza.
Ilustraciones: Mauricio Antón, Roman Uchytel, www.mundohistoria.org.
Fuentes:
- José Cervera, Juan Luis Arsuaga, J. Mª Bermudez de Castro, Eudald Carbonell "Atapuerca un millón de años de historia".
- Juan Luis Arsuaga, Ignacio Martínez. "La especie elegida".
- www.atapuerca.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario