domingo, 20 de julio de 2014

¿Oso cavernario caníbal?

El oso de las cavernas es uno de los animales de la prehistoria más conocidos y populares. Se extinguió hace 10.000 años aproximadamente y estaba ampliamente distribuido por Europa.


Han llegado hasta nuestros días infinidad de fósiles y gracias a sus parientes vivos podemos intuir como era su modo de vida. Sin embargo hay ciertos patrones en su comportamiento para los que no tenemos respuesta. Hoy vamos a intentar dar luz a uno de los comportamientos más oscuros del Ursus spelaeus u oso de las cavernas.


Los fósiles de este animal aparecen casi exclusivamente en las cuevas, de ahí viene su popular nombre. Al igual que su "primo" el oso pardo, el oso cavernario despertaba en primavera del letargo invernal, se apareaba en verano y en otoño buscaba una cueva donde pasar el invierno. En ocasiones algunos ejemplares llegaban sin suficientes reservas para la hibernación y perecían. Las hembras eran mucho más susceptibles, ya que las crías nacían en este periodo y la energía de la madre no sólo tenía que sustentarla a ella sino también a los oseznos.


Los paleontólogos creían que la dieta de estos antiguos osos era básicamente herbívora, sus muelas planas y el acusado descaste de sus dientes indicaban una alimentación a base de hierbas, frutas, hojas y raíces. No sospechaban que el consumo de carne fuera habitual y mucho menos que esa carne perteneciera a otros osos.

Lo lógico al encontrar huesos de oso cavernario con marcas de diente, sería suponer que se tratan de mordiscos de carroñeros. Las hienas prehistóricas ocupaban también las cuevas y era allí donde trasladaban los restos de sus presas. Pero las hienas rompen los huesos, y provocan unas fracturas longitudinales en los huesos, como vemos en la imagen de la derecha.



Los huesos encontrados de oso cavernario parecen rumiados y mordidos sin llegar a fracturarlos. El patrón de mordiscos además es similar al de los osos pardos actuales y todo parece indicar que el desayuno de algunos osos de las cavernas eran los miembros de su propia especie que no habían sobrevivido durante el invierno. Una comida fácil, nutritiva y caníbal.

A continuación se muestran algunas imagenes de huesos canibalizados por Ursus spelaeus.

Las flechas indican la zona rumiada, anverso y reverso de un cúbito de ursus spelaeus adulto.






A la izquierda marcas en un radio de Ursus spelaeus. Con flechas rojas se indican las marcas de presión de los dientes y con flecha blanca zona rumiada.
Este fósil tiene cierto parecido con un resto de herbívoro consumido por oso pardo en Pirineos.




La imagen pertenece a un estudio que se ha realizado en Pirineos para ver que tipos de marcas dejan los osos en los cadáveres que consumen. Y comprar los resultados con los fósiles encontrados en los yacimientos prehistóricos.




Para finalizar, se han realizado moldes de algunas de las marcas de dientes y se muestra a continuación un ejemplo en el que se aprecian las similitudes entre el molde y un incisivo de Ursus spelaeus.


El molde en "rojo" muestra un parecido asombroso con el incisivo de un oso de las cavernas. También se observa la similitud en los contornos superpuestos: Línea roja del fósil y línea azul del molde.

Seguro que todavía nos quedan muchas cosas que descubrir de estos animales, pero de momento nos queda algo más claro como fue su desayuno caníbal.


Autor: Germán Zanza López.
Ilustraciones: www.es.wikipedia.org, www.falbo.blogspot.com.
Fotografías: www.webpersonal.uma.es, www.antrophistoria.blogspot.com.es, Germán Zanza.
Fuentes:
-"Acción de carnívoros sobre huesos de Ursus spelaeus (Rosemüller): carroñeo, canibalismo y explicaciones alternativas." Marta Pérez Rama, Ana García-Vázquez, Aurora Grandal d'Anglade. 2010. Nº 13, pags: 518-523. Museo Arqueológico Nacional.
- El oso de las Cavernas en Galicia: elyacimientodeCovaEirós .SerieNovaTerra8,285pp. Ediciós do Castro, A Coruña. HAYNES , G. (1983). 
- DIEDRICH , C., (2005). “Cracking and nibbling marks as indicators for the upper Pleistocene spotted hyaena as a scavenger of cave bear(Ursusspelaeus ROSENMÜLLER,1794)carcassesin the Perick caves den of northwest Germany”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario